domingo, 31 de mayo de 2009

GASTRONOMÍA MOCHICA





César Alcorta y Suero

El hallazgo de la tumba del Señor de Sipán en 1987, ha revelado aspectos culturales extraordinarios de la sociedad Mochica, e interesantes datos de su gastronomía.

Tal como lo comentara su descubridor, el afamado arqueólogo Walter Alva, la delicada sofistificación de esta cultura, se proyectó también a lo que solían degustar. Los huacos Moche, que plasmaron lo cotidiano y sacro de sus vidas, muestran que hace 2,000 años, en la mesa de Siec (señor, Rey o Gobernante) Moche se disfrutó de langostas, lenguados, corvinas, peces ojo de uva, sardinas y pejerreyes, asi como tortugas marinas, calamares, conchas blancas y negras, pulpos, cangrejos, y todo aquello que las riquísimas costas del norte peruano producían para los pueblos de sus riberas.

La mesa incluía también el venado andino y más de seis variedades de patos silvestres, asi como la carne y plumas del cariquenque y de la pava aliblanca. Presentó además, una recolección de caracoles de tierra para la élite Moche, que nos recuerda a los "escargots" de la Francia contemporánea.

Las ancas de rana, el conejillo de indias (cuy), la más variada gama de frutas, verduras y cereales, la yuca, la papa, ajíes y rocotos, además del incomparable choclo peruano, son sólo parte de los manjares de este reino, que quedó como una deliciosa herencia para los peruanos.

(publicado en Revista Viceversa Nº 38, pag. 68, Lima, Diciembre 2004)

"Los Moche cultivaron muchas variedades de productos agrícolas, y en gran escala, el maíz, yuca, achira, tabaco, coca, calabaza, quinua, yacón, pallares, ají, camote, olluco, papa, loche, maní, frejol, zapallo, machua. Además, cultivaron frutales como la granadilla, lúcuma, chirimoya, guanábana, pacay, pepino, berenjena, maracuyá, tumbo, troja de algarrobo, poroto, tuna, palta, guayaba, etc. Esta dieta alimenticia se complementaba con los variados y ricos recursos marinos, reforzada también con el consumo de carne de cuy, llama, venados y aves. Fácilmente llegaron a completar las necesidades mínimas de humedad, fibra, proteínas, grasas, almidón, pontosenas, carbohidratos, calorías, glúcidos, fósforo, calcio, hierro, cenizas, sílice y vitaminas requeridos por el cuerpo humano para su desarrollo y vida sana.

Únicamente como ejemplo nos referimos brevemente al maíz; alimento principal de la época pre-inca e inca. Es un alimento que se puede preparar como cancha, mote, harina para panecillos, mazamorras o caldos, además de molidos para pasteles y bebidas. Según la tabla de Knight su composición es la siguiente: Nitrogenados 14.00, Grasa 3.80, hidrocarburos digeribles y celulosa 70.68, Cenizas 0.86, Agua 10.60. Para sosegar la sed y alegrar las fiestas elaboraron la chicha, fermetando el maíz (jora) y otros frutos como el molle. No fue tampoco desconocido el uso de infinidad de plantas y yerbas medicinales, espirituosas y otros manjares afrodisiacos, como los cañanes, lacatos de tierra y avispas fabricadoras de miel."

(Fuente: Paredes, Arturo y otros."Guía del Museo de Arqueología, Antropología e Historia", Trujillo-Perú.)

2 comentarios:

  1. Muy bueno pero... ¿berenjena?. Me parece que es oriunda de la India.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno pero... ¿berenjena?. Me parece que es oriunda de la India.

    ResponderEliminar